3 Estadísticas Devastadoras de Negligencia Médica en Pacientes con Diabetes de Manassas, Virginia

A menudo se olvida que las consecuencias prevenibles de la diabetes son sólo eso: prevenibles. Si bien la propia diabetes no se puede curar, los síntomas que se experimentan pueden ser tratados eficazmente. El nivel de atención que se le da determina si el paciente va a ser capaz de llevar a cabo una vida normal o cargara con dolencias abrumadoras. En casos de negligencia médica, el nivel de atención es la regla que se utiliza para medir el cuidado otorgado a una víctima de negligencia médica. En los casos de negligencia médica en pacientes con diabetes, el nivel de cuidado para medir el azúcar en la sangre es la prueba regular de sangre en casa.

Durante más de 30 años, la Asociación Americana de Diabetes ha estado luchando por una mejor atención preventiva para los pacientes con diabetes. Una de las formas más importantes en que los diabéticos pueden controlar sus síntomas es a través del seguimiento regular del azúcar en la sangre. En 1976, la AAD publicó esta declaración, haciendo hincapié en la necesidad crítica en la vigilancia regular de la sangre: "El peso de la evidencia apoya firmemente la idea de que las complicaciones microvasculares de la diabetes se reducen por la reducción de las concentraciones de glucosa en la sangre. El objetivo del tratamiento adecuado debe incluir un serio esfuerzo para alcanzar los niveles de glucosa en sangre más cercanos como sea posible a los de una persona no diabética".

Aunque el monitoreo regular ha sido el estándar de la atención desde 1986, una década más tarde, en 1999, el AAD descubrió que apenas el 40 % de los diabéticos están probando su sangre con regularidad. Se encontró que los pacientes que controlaban los niveles de azúcar en sus cuerpos eran aquellos que eran más firmes en sus hábitos de pruebas.

Cuando el control de azúcar en la sangre no se controla, los efectos pueden ser devastadores:


1) Como 24,000 de todos los nuevos casos de ceguera en adultos ocurren cada año como consecuencia de la diabetes.
2) Aproximadamente 82,000 nuevas amputaciones de miembros inferiores ocurren cada año, siendo la diabetes la causa principal de amputaciones no traumáticas en los Estados Unidos.
3) Cada año el 44% de los nuevos casos de enfermedades en los riñones en etapa terminal son causadas por la diabetes.

Cuando un paciente declara que no se le informó de la importancia de las pruebas caseras de azúcar en la sangre, los médicos con frecuencia afirman que el doctor informo al paciente de la situación, pero el paciente se negó a prestar atención a los consejos. En estos casos, los abogados con experiencia en casos de negligencia médica en personas con diabetes saben que una fuerte línea de cuestionamiento generalmente revela que el médico no pudo documentar esta supuesta conversación, incluso cuando todas las demás consecuencias para el paciente son grabadas. Hay que recordar que es el trabajo del médico es asegurarse que el paciente este completamente educado, y si el paciente no lo está, es importante que el médico haga una referencia a un especialista de educación en diabetes.