3 Personas que Pueden Ayudarle Después de una Muerte Injusta en un Accidente en Manassas, Virginia

Cuando experimentamos una pérdida dolorosa, a menudo nos vemos abrumados por la angustia y la tristeza. Esto es aún más cierto cuando un ser querido se nos quita trágica e inesperadamente, como los casos de muerte por negligencia. Cuando una negligencia causa la muerte injusta, los que quedan a menudo experimentan un giro de dolor a ira rápidamente. Cuando nos sentimos abrumados, es útil encontrar a alguien para que nos escuche y apoye cuando nuestro dolor se vuelve demasiado difícil de manejar. Además de un abogado, a continuación hay tres personas útiles que pueden ayudarle en su momento de dificultad:

1) Grupos de Apoyo: los grupos de apoyo son grupos de personas que han sufrido y están tratando con un tipo de tragedia similar a la que usted está enfrentando ahora. En las reuniones, los miembros del grupo de voluntarios estrechan sus pensamientos, sentimientos y experiencias. A través de este proceso de intercambio, otros miembros del grupo se relacionan entre sí de una manera íntima, porque cada uno se enfrenta a una lucha similar. Cuando nos sorprende una tragedia, a veces es difícil encontrar personas que realmente entienden nuestra situación, ya que los que están cerca de nosotros nunca han experimentado el mismo tipo de dolor que sentimos. En un grupo de apoyo, usted será capaz de expresar sus luchas y emociones libremente y abiertamente a aquellos que quieran escuchar sin juzgar. Muchos grupos de apoyo en el dolor son dirigidos por alguien con formación profesional, como un trabajador social, un psicólogo o un psiquiatra.

2) Apoyo Emocional: Otra opción para ayudarle a lidiar con el dolor es hablar con un consejero emocional. Con el fin de elegir el más adecuado para usted, puede ser útil hablar con diferentes terapeutas antes de decidirse por uno solo. Antes de empezar a entrevistar a los consejeros, debe crear una lista de preguntas tales como cuánto tiempo han estado practicando como consejero emocional, los métodos que utilizan, si suelen recetar medicamentos para sus pacientes, así como la propia experiencia directa de una pérdida. Escuche cuidadosamente las respuestas y asegúrese de que está satisfecho. El asesoramiento es más eficaz si usted se siente cómodo.

3) Clérigos: Si usted es miembro de una iglesia o templo, ahora puede ser el momento de presentarse para obtener apoyo emocional y ayuda. Muchos sacerdotes están capacitados para ayudar a los que están luchando con una pérdida y el dolor.