4 Estadísticas Alarmantes de Abuso y Negligencia en los Hogares de Ancianos en Baltimore, Maryland

Las caídas en los hogares de ancianos por desgracia ocurren con mucha frecuencia. Muchos de los que sobreviven a caídas sostienen fracturas de cadera y lesiones en la cabeza que conducen a la invalidez permanente y la reducción de la calidad de vida. Sabemos que las caídas no sólo afectan la condición física, sino también la condición mental. El miedo de caer otra vez puede causar una mayor pérdida de la función del paciente, como los sentimientos de impotencia y el aislamiento social.

Los peligros que causan las caídas de los pacientes incluyen suelos mojados, mala iluminación, incorrecta altura de la cama, e inapropiado ensamblaje o mal mantenimiento de las sillas de ruedas. Otros factores que contribuyen a las caídas en los hogares de ancianos son el mal cuidado de los pies, zapatos mal ajustados, y el uso indebido de las andaderas para caminar. Cuando estos factores son ignorados por el asilo de ancianos, las caídas ocurren y los residentes son los que pagan las consecuencias. Los hogares de ancianos tienen que asumir la responsabilidad del cuidado de sus residentes proporcionándoles un ambiente seguro y equipos seguros para ayudar a prevenir estas caídas mortales.

1) Un estudio realizado por el Centro de Control de Enfermedades encontró que un hogar de ancianos típico con 100 camas reporta de 100 a 200 caídas cada año, y muchas caídas no se denuncian.

2) Lo que es aún más alarmante para los abogados es que los pacientes a menudo se caen más de una vez. En promedio, se descubrió que un residente de un hogar de ancianos se caerá aproximadamente 2.6 veces al año.

3) Las caídas pueden causar lesiones graves e incluso la muerte. Se informó de que 1,800 adultos mayores que viven en residencias de ancianos mueren cada año por lesiones relacionadas con caídas.

4) Si bien se podría argumentar que los que residen en hogares de ancianos están en mayor riesgo de caer debido a sus necesidades de atención especializada, el CDC informó que en realidad son los riesgos ambientales en los hogares de ancianos que causan el 16% y el 27% de las caídas en los asilo de ancianos residentes.