4 Factores a Considerar al Elegir un Hogar de Ancianos en Manassas, Virginia

Al elegir un asilo de ancianos para un ser querido, solemos pasar por alto los factores que contribuyen a la parte emocional del cuidado en los hogares de ancianos. Tendemos a ver a los hogares de ancianos como proveedores de servicios médicos que sólo atienden a las necesidades físicas de nuestros seres queridos, pero es importante recordar que la salud física y mental están estrechamente ligadas. Su salud física sólo puede ser tan fuerte como su salud mental. Con esto en mente, recuerde estos factores a considerar al elegir un hogar de ancianos:

1) El Énfasis en el Bienestar Mental: Cuando los hogares de ancianos toman en cuenta la salud mental de sus residentes, en lugar de centrarse sólo en el bienestar físico, entonces los residentes son en realidad físicamente saludables. Un informe de la revista Provider mostró que la salud mental está estrechamente relacionada con la salud física, incluso para los pacientes postrados en cama y los pacientes con Alzheimer. Si la salud mental no es una prioridad, la salud física del paciente disminuye se rápidamente.

2) Cuidado Filosófico: Una de las cosas más importantes a considerar al elegir un hogar de ancianos es cómo tratan a sus residentes. Cuando los pacientes son tratados como personas, entonces el personal de la instalación será más cuidadoso hacia las necesidades de los residentes.

3) Turnos de Rotación: Cuando los miembros del personal están asignados al mismo paciente una y otra vez, se desarrolla una la relación entre el cuidador y el paciente. Cuando esta relación se desarrolla, el cuidador es capaz entonces de identificar cuando el paciente presenta síntomas anormales, y habrá más probabilidades de tomar estos síntomas en serio. Por otra parte, el propio paciente se sentirá más seguro sabiendo que la misma persona cuidara de ellos todos los días, dándole un sentido de estabilidad.

4) Felicidad: Durante la visita a un hogar de ancianos, tómese el tiempo para visitar los pasillos, la sala de actividades, el comedor y la sala. Observe la forma en que el personal trata a los pacientes y a las familias de los pacientes. Además, tenga en cuenta el ambiente del hogar de ancianos para determinar si es un lugar feliz donde su ser querido pueda residir.