6 Consejos para Prevenir la Necesidad de un Abogado de Abuso en los Hogares de Ancianos en Laurel/ Greenbelt

Los abogados con experiencia en Portner & Shure sabemos que uno de los muchos signos de abuso y negligencia en hogares de ancianos son las llagas de cama, también conocidas como llagas por presión, úlceras de cama y úlceras por presión. Las llagas de cama son lesiones de la piel y los tejidos subyacentes que ocurren cuando hay una presión continua en la piel. Estas llagas por lo general ocurren cuando el hueso y la piel están en contacto directo y comúnmente aparecen en lugares tales como los codos, los tobillos, los talones, las caderas y las nalgas. Los residentes de hogares de ancianos están en un alto riesgo de las llagas de cama, porque los pacientes están limitados en su capacidad para cambiar de posición y, a menudo confinados a una cama o silla de ruedas. Muchas veces, las llagas de cama se desarrollan rápidamente y suelen ser difíciles de tratar debido a que, cuando una llaga de cama se nota, a menudo ya ha progresado a una etapa muy avanzada.

De acuerdo con el CDC, tanto como 1 de cada 10 residentes de asilos de ancianos en la actualidad cuentan con una llaga de cama. Esta alarmante estadística es una representación de la falta de atención que se le está dando a los residentes de los hogares de ancianos. Sabemos que la prevención de las llagas de cama es clave, ya que el tratamiento de estas llagas por presión una vez que se han desarrollado es largo y lento.

A continuación encontrará consejos que hemos recopilado para ayudarle a que se asegurare de que su ser querido no desarrolle llagas de cama durante su estancia en un hogar de ancianos:

Reposicionamiento Frecuente: Cada 15 minutos para un paciente confinado a una silla de ruedas y cada dos horas para un paciente confinado a una cama

Elevación de la Cabeza: Elevar la cabeza no más de 30 grados

Acolchonamiento Apropiado: las áreas alrededor de los huesos se pueden proteger con almohadas para aliviar la presión

Inspeccionar la Piel: Inspeccione la piel diariamente en busca de los primeros signos físicos de las llagas por presión

Cuidado Adecuada de la Piel: Mantener la piel limpia y seca; y

Ejercicio: El ejercicio diario apropiado, dependiendo de la condición física del paciente, puede ayudar a prevenir las úlceras por presión