6 Pasos a Seguir Después de un Ataque de Mordidas de Perro en Greenbelt / Laurel

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 4,7 millones de personas son mordidas por perros cada año en los Estados Unidos - esto es casi el 2% de la población. En respuesta a esto, se han promulgado leyes para proteger a los ciudadanos de los ataques de mordeduras de perro, especialmente los de los Pit Bulls. Justo al lado de nuestra oficina en Greenbelt, Maryland esta la Base Aérea de Andrew, que ha llegado tan lejos hasta la prohibición de todos los Pit Bulls en sus alojamientos. Además, todos los Pit Bulls nacidos después del 03 de febrero de 1997 son prohibidos en el Condado de Prince George. Si usted ha sido mordido por un perro Pit Bulls, o cualquier otra raza de perro, siga estos pasos después del ataque para protegerse y proteger sus derechos:

1) Buscar Tratamiento Médico: Si una mordedura de perro es grave, es imperativo que llame a una ambulancia o vaya a una sala de emergencia tan pronto como sea posible. Incluso si la mordedura de perro no parece ser grave, las mordeduras de perro pueden estar en riesgo de infección debido a las bacterias en la boca del perro. Más del 15% de las heridas por mordedura de perro se infectan, por lo que es importante un tratamiento médico profesional y limpiar la herida correctamente.

2) Identificar al Perro que le Mordió: Es importante identificar al perro que lo atacó y determinar la identidad del propietario para que el propietario sea responsable por el ataque. La identificación del perro que le mordió también es importante para determinar si va a tener la necesidad de una vacuna contra la rabia. Vacunas contra la rabia pueden ser muy dolorosas, por lo que es importante asegurarse de que el perro que lo mordió no esté infectado para evitarse soportar tales procedimientos dolorosos.

3) Recopilar Información de los Testigos: Hablar con los testigos de su mordedura de perro, obtener sus declaraciones en relación con el ataque, y obtener la información de contacto.

4) Manténgase Tranquilo: no hablar con el dueño del perro que fue responsable del ataque. No permitir ser entrevistado o registrados por la compañía de seguros del dueño del perro. La información que usted da a la compañía de seguros del dueño del perro puede y será usada en contra de su reclamo.

5) Tomar Fotos: Tan pronto como sea posible, tome fotografías de las lesiones visibles y cualquier ropa rota o ensangrentada. También es útil tomar fotografías del lugar del ataque. Si es posible, trate de tomar fotografías del perro.

6) Póngase en Contacto con un Abogado: No trate de resolver el caso por usted mismo. Es posible que tenga derecho a una indemnización que usted no puede tener en cuenta. Un abogado con experiencia en mordeduras de perro puede ayudarle a obtener una indemnización completa por los daños y perjuicios a los cuales usted tiene derechos.