Lesión de cabeza y Daño Cerebral

Abogados de lesiones cerebrales y lesiones en la cabeza a lo largo de Maryland, Virginia y Washington, D.C.

La lesión cerebral traumática (LCT, también llamada lesión intracraneal) ocurre cuando una fuerza externa traumática daña el cerebro. LCT es una de las principales causas de muerte y la discapacidad en el mundo, especialmente en niños y adultos jóvenes. Un gran porcentaje de las lesiones cerebrales son causadas por accidentes automovilísticos, accidentes de camiones, lesiones deportivas y agresiones criminales. Las medidas de prevención incluyen el uso de la tecnología para proteger a quienes están en accidentes, tales como cinturones de seguridad y cascos para deportes o motocicletas, como también los esfuerzos para reducir el número de accidentes, como los programas de educación de seguridad y el cumplimiento de las leyes de tránsito. La lesión cerebral traumática se define como el daño al cerebro resultante de la fuerza mecánica externa, tal como una rápida aceleración o desaceleración. La rápida aceleración o desaceleración son factores prevalentes en la mayoría de los accidentes automovilísticos.


Los síntomas de una lesión cerebral traumática pueden ser leves, moderados o graves, dependiendo de la extensión del daño en el cerebro. Una persona con una lesión cerebral traumática leve puede permanecer consciente o puede experimentar una pérdida de la conciencia durante unos segundos o minutos. Otros síntomas de LCT leve incluyen dolor de cabeza, confusión, aturdimiento, mareos, visión borrosa u ojos cansados, zumbido en los oídos, mal sabor en la boca, fatiga o letargo, un cambio en los patrones de sueño, cambios en el comportamiento o estado de ánimo, y problemas con la memoria, la concentración, la atención o al pensar. Las personas con una lesión cerebral moderada o severa pueden mostrar los mismos síntomas, pero también puede tener un dolor de cabeza que empeora o no desaparece, vómitos repetidos o náuseas, convulsiones o ataques, incapacidad para despertarse de dormir, la dilatación de una o ambas pupilas de los ojos, problemas del habla, debilidad o entumecimiento en las extremidades, pérdida de coordinación e incremento de confusión, intranquilidad, o agitación.

Cualquier persona con signos de LCT moderados o graves debe recibir una atención médica tan pronto como sea posible. Debido a que poco se puede hacer para revertir el daño cerebral causado por el trauma inicial, el personal médico tratara de estabilizar a una persona con una lesión cerebral traumática y se centraran en la prevención de lesiones adicionales. Las principales preocupaciones incluyen asegurar el suministro de oxígeno adecuado al cerebro y el resto del cuerpo, el mantener un flujo sanguíneo adecuado, y controlar la presión arterial. Las pruebas de imagen ayudan a determinar el diagnóstico y el pronóstico de un paciente con lesión cerebral traumática. Los pacientes con lesiones leves o moderadas pueden recibir rayos X del cráneo y el cuello para detectar fracturas en los huesos o inestabilidad vertebral. Para los casos moderados a severos, la prueba de imagen es una tomografía computarizada (TC). Los pacientes con lesiones moderadas a severas reciben rehabilitación que implica programas individualizados de tratamiento en las áreas de terapia física, terapia ocupacional, terapia del habla/lenguaje, fisiatría (medicina física), la psicología/psiquiatría, y el apoyo social.

Aproximadamente la mitad los pacientes lesionados gravemente de la cabeza necesitan cirugía para remover o reparar hematomas (ruptura de vasos sanguíneos) o contusiones (moretones del tejido cerebral). La discapacidad resultante de una lesión cerebral traumática dependerá de la gravedad de la lesión, la localización de la lesión, y la edad y la salud general del individuo. Algunas discapacidades comunes incluyen problemas con la cognición (pensamiento, memoria y razonamiento), el procesamiento sensorial (vista, oído, tacto, gusto y olfato), comunicación (expresión y comprensión), y el comportamiento o la salud mental (depresión, ansiedad, cambios de personalidad, la agresión, la actuación, y la inadecuación social). Los traumatismos craneales más graves pueden causar estupor, un estado no interactivo, pero en el cual un individuo puede ser despertado brevemente por un estímulo fuerte, como el dolor agudo; el estado de coma es en el cual una persona está totalmente inconsciente, insensible, y no puede despertar, el estado vegetal es en el cual un individuo está inconsciente y consciente de sus alrededores, pero sigue teniendo un ciclo de dormir-despierto y períodos de alerta; y un estado vegetativo persistente (EVP), es en la cual una persona se queda en un estado vegetal durante más de un mes.

Una lesión cerebral traumática puede ser debilitante y con frecuencia afecta a los amigos y familiares de los lesionados. La rehabilitación y la recuperación pueden ser costosas y agotadoras. Si usted o un ser querido ha sufrido una lesión cerebral en un accidente de automóvil o camión, asegúrese de proteger sus derechos. Los responsables de la causa de la lesión tienen que ser responsables no sólo por los gastos médicos, también por el dolor, el sufrimiento y las molestias. Portner & Shure tiene los abogados con recursos y experiencia en lesiones cerebrales de Maryland y en Virginia los abogados de lesiones cerebrales usted necesita para lograr una máxima recuperación de las lesiones cerebrales resultantes de la negligencia de otra persona.



Portner & Shure representa a clientes a lo largo de
Maryland, Virginia y Washington, DC
Servimos a las siguientes áreas:
Maryland - Baltimore City, Dundalk, Essex, Towson, Owings Mills, Bel Air, Ellicott City, Columbia, Olney, Randallstown, Catonsville, Arbutus, Linthicum, Ferndale, Glen Burnie, Hanover, Severn, Ft.. Meade, Pasadena, Annapolis, Centreville, Easton, Cambridge, Gaithersburg, Germantown, Salisbury, Ocean City, Laurel, Bowie, Hyattsville, Silver Spring, Takoma Park, Greenbelt, Frederick, y Rockville
Virginia - Fairfax, Leesburg, Alexandria, Manassas, Arlington, Woodbridge, Sterling, Falls Church, Springfield, Reston, McLean, Annadale, Herndon, Chantilly, Centreville, Ashburn, Dale City, Viena, Lorton, Dumfries, Tyson’s Corner, y Lorton

Servimos a los siguientes condados:
Virginia - Condado de Loudoun, Condado de Arlington, Condado de Fairfax, Condado de Prince William, Condado de Fauquier, Condado de Fredericksburg, Condado de Clark y El Condado de Warren
Maryland - Condado de Anne Arundel, Condado de Howard, Condado de Baltimore, Condado de Harford, Baltimore City, Condado de Prince George, Condado de Frederick, y El Condado de Montgomery