Dos formas de Consentimiento en los Casos de Negligencia Médica en Baltimore, Maryland

Se requiere que un doctor obtenga la autorización del paciente para realizar un procedimiento en un paciente antes de realizar el procedimiento. Este requisito se conoce como consentimiento informado. Para tener un consentimiento informado, deben estar dos cosas presentes: La primera es que el paciente tiene que saber de los riesgos, los peligros, beneficios y alternativas que están envueltas en el tratamiento médico propuesto. La segunda parte es que el paciente debe dar su consentimiento para el procedimiento después de haber sido informado de los riesgos, peligros, beneficios, y alternativas al tratamiento.

Dos Formas de Consentimiento: El Consentimiento Expreso e Implícito

El consentimiento informado se puede dar a un médico de dos maneras: el consentimiento expreso y consentimiento implícito.

  1. El consentimiento expreso es cuando el paciente dice explícitamente a su médico que él consiente el procedimiento. El consentimiento expreso se puede dar al médico al firmar documentos (permiso por escrito) o por medio de una afirmación oral (consentimiento verbal).
  2. El consentimiento implícito es cuando el paciente da a su consentimiento sin el uso de la comunicación directa. Este tipo de consentimiento se entiende por las circunstancias de la situación. Por ejemplo, el consentimiento implícito se puede dar si el paciente afirma su consentimiento con un movimiento de cabeza, al presentarse a un procedimiento no invasivo el día de la cita, o incluso mediante la preparación por medio del ayuno para la cirugía. Todos ellos muestran, sin el expreso consentimiento escrito o oral, que el paciente dio al médico el consentimiento implícito para operar. Cuando el paciente está de acuerdo en permitir que un médico realice un procedimiento médico, también da un consentimiento implícito a su médico para realizar los procedimientos intermitentes necesarios para realizar el procedimiento acordado.

Mientras que el consentimiento informado es generalmente necesario para que un médico realice un procedimiento médico, en el caso de una emergencia médica grave, la obtención del consentimiento informado puede no ser posible cuando el paciente no es capaz de dar su consentimiento. Por ejemplo, en situaciones en que el paciente está en una situación crítica, que amenace la vida, el paciente puede estar demasiado herido para ser capaz de dar su consentimiento, o al momento del tratamiento puede ser tan importante que el profesional médico debe actuar rápidamente para salvar la vida del paciente. En estos casos, la obtención del consentimiento informado no puede ser un requisito, ya que se puede entender que el paciente hubiera dado su consentimiento al tratamiento de emergencia para salvarle la vida.

Otra situación en la que no es necesario el consentimiento informado es cuando el procedimiento que se está realizando es tan benigno que el médico no necesita discutir los riesgos, los peligros, beneficios y alternativas con el paciente. Un ejemplo de esto puede ser un médico que escucha el corazón de un paciente con el uso de un estetoscopio. Aunque se considera un procedimiento médico, el médico no puede encontrar una necesidad de analizar en profundidad los riesgos, los peligros, beneficios y alternativas involucradas al escuchar el corazón de un paciente con un estetoscopio.